7 Trucos Que Aprendiste En La Escuela Y Que Todavía Puedes Usar

Submitted by on Aug 21, 2017


Cuando de pequeños fuimos a la escuela nos enseñaron toda una serie de trucos, de datos y de información que aún podemos implementar en nuestra vida diaria. Cada uno de estos son muy útiles y sencillos y, en más de una oportunidad, cuando nos encontremos en algún aprieto, podemos valernos de ellos para superar cualquier infortunio.

Los trucos que en breve descubrirás de seguro te fueron enseñados en algún punto de tu formación, pero, por una que otra causa, de seguro ya los has olvidado por completo. Presta atención a la selección que hemos preparado y toma nota de estos para que, en el futuro y en las circunstancias necesarias, puedes implementarlos sin ningún inconveniente:

7 Trucos Que Aprendiste En La Escuela Y Que Todavía Puedes Usar

  1. El tiempo estimado de la puesta de sol:

    muy útil si eres un aventurero que acostumbra acampar con colegas en lugares desolados. El truco consiste el levantar la mano frente a tu rostro y colocar el dedo índice el pie del astro rey; cada dedo equivaldrá a 15 minutos y es una manera infalible y muy perspicaz para asegurarnos qué tanto falta para oscurecer.

  2. Determinar los meses del año con tus nudillos:

    un pequeño truco con el cual nos entretuvimos durante horas en la infancia. Consiste en cerrar el puño y empezara contar desde el inicio del calendario (enero) en el dedo meñique; los meses que correspondan a los nudillos serán de 31 días y los que correspondan a las hendiduras serán de 30 o menos (en el caso de febrero). ¡Sencillo! ¿no?

  3. Saber la fase de la luna:

    algunas fases de la luna pueden ser confundidas debido a su similitud; pero, afortunadamente, en la escuela nos enseñaron que, para distinguir la menguante de la creciente solo hay que dibujar una línea imaginaria al pie de estas; si la luna tiene forma de “C” corresponde a la fase menguante; si, en cambio, es una “C” invertida o al revés será, entonces, será fase creciente.

  4. Conocer la calidad de una batería:

    por otro lado, existe una sencilla manera de descifrar qué buena es la calidad de una batería o la pila de un control remoto; solo sostenla a unos 2 centímetros del suelo y déjala caer; si esta rebota o no cae parada significa que no posee suficiente carga.

  5. Realizar multiplicaciones con los dedos:

    ideal para todos aquellos que se están iniciando en aprender las tablas de multiplicar; consiste en colocar frente a tu rostro tus manos de manera que las palmas miren frente a ti; enumera, comenzando desde el meñique, cada uno de estos del 6 hasta el 10. Para multiplicar un número solo deberás juntar, por ejemplo, el dedo correspondiente al número 7 con el del 8; ahora solo sumamos los dedos que nos quedado abajo (contando los que tenemos unidos) y nos dan 5; luego de ello, multiplicamos los restantes de arriba (en este caso, 3×2) y, así obtendremos el resultado: 7×8:56.

  6. Hacer mediciones con la palma de la mano:

    extremadamente útil si no tienes el instrumento apropiado para medir. Para ello, puedes usar la palma de la mano de la siguiente manera: si extiendes tu palma desde el dedo pulgar hasta el meñique obtendrás 20 centímetros aproximadamente; en cambio, la distancia entre el dedo pulgar y el índice equivaldrá a 18 centímetros. Recuerda, para que funcione, estirar bien tu palma de manera correspondiente.

  7. Saber los grados que tiene un ángulo:

    por último, te decimos también que puedes medir el grado de cualquier ángulo solo con la palma de tu mano. Para ello, solo estira la misma en la superficie a medir y coloca el dedo meñique en la base que corresponde al ángulo “0”; el dedo pulgar, en este caso, corresponderá al ángulo “90” y los demás dedos a los otros ángulos: 30 grados para el anular, 45 para el dedo medio y 60 grados para el dedo índice.

Como ves, cada uno de estos trucos son muy útiles y fáciles de implementar y, en más de una ocasión, pueden hacernos que salgamos librados de más de un aprieto. Úsalos en el caso correspondiente y sácale provecho a esas pequeñas cosas que aprendiste en la escuela.


Anuncios patrocinados